WWF-Brasil celebra la recuperación de 70 nacientes



02 abril 2017    
La deforestación es una de las grandes amenazas a las nacientes y ríos del Pantanal
© Mustafah Abdulaziz/ WWF-Brasil
El Pantanal es el humedal más grande del planeta: sus 170.500,92 km2 se extienden por parte de los estados de Mato Grosso e Mato Grosso do Sul, en Brasil, Bolívia e Paraguay. Sus verdes bosques, la diversidad de aves y peces y sus ríos componen la postal más conocida por todos. Pero esa belleza y grandiosidad están en riesgo. La deforestación, la falta de saneamiento y las malas prácticas agropecuarias amenazan a las especies – mas de 4 mil animales y plantas fueron registrados – y sobretodo las nacientes, lagos e ríos de las cabeceras del Pantanal, en donde nacen las águas que abastecem la planície y su biodiversidad.

Pensando en ello, WWF-Brasil ejecuta desde 2015 diversas acciones para conservar los ríos y las nacientes de esa región, compuesta de 25 ciudades. Hoy, 70 manantiales de água dulce que alimentan los ríos Jaurú, Sepotuba, Cabaçal e Alto Paraguai están en recuperación.   

 
“Recuperar una naciente no es actuar solamente en donde ella está. Es conservar toda la cadena hidrológica, todo el ecosistema. En el caso del Pantanal, con más de cuatro mil espécies de animales y vegetales registradas ”, dice Júlio César Sampaio, coordenador del Programa Cerrado Pantanal de WWF-Brasil.
 
Según el Ministério de Medio Ambiente, hasta 2009 el Pantanal brasileño perdió 23.160 km2 de vegetación nactiva, lo equivalente a 15,31% de sua área total. Sin la vvegetación, los ríos se quedan totalmente desprotegidos. 

 
La deforestación es una de las grandes amenazas a las nacientes y ríos del Pantanal
© Mustafah Abdulaziz/ WWF-Brasil Enlarge
Las erosiones amenazan las nacientes y ríos de las cabeceras del Pantanal
© Mustafah Abdulaziz/ WWF-Brasil Enlarge
Ésta es una de las nacientes en recuperación, ubicada en el estado brasileño de Mato Grosso
© WWF-Brasil Enlarge
DOE AGORA
DOE AGORA